Manejando la ansiedad

Por Dra. Sheila Justiniano, Psicóloga Clínica
Ya llevamos más de dos semanas en nuestras casas, y es normal que algunas personas presenten ansiedad, tristeza o preocupación en cuanto a esta situación que todos estamos viviendo. Cada persona reacciona diferente ante sucesos iguales o similares, por lo que para muchos esta es una buena oportunidad para estar en sus casas, mientras que otros podrían catalogar esta experiencia como una angustiosa. Independientemente de cómo tomemos esta situación, todos podemos sentir incertidumbre, ya que no sabemos cuándo todo esto va a terminar. La incertidumbre puede provocar temor y pensamientos negativos, lo cual afecta nuestro estado de ánimo. Por tanto, es importante seguir algunas recomendaciones para lograr manejar estas emociones y pensamientos para evitar que se vea comprometida nuestra salud mental.
Recomendaciones:
1. Ser consciente de nuestra realidad. Vamos a estar así un tiempo, pero esto pasará en algún momento. Las crisis no son eternas.
2. Tratar de mantener las relaciones interpersonales a través de la tecnología. El ser humano no nació para vivir en aislamiento, por tanto, es importante que cuidemos nuestras relaciones, aunque sea a distancia.
3. A veces tendremos que alejarnos de algunas personas o decirles que necesitas un tiempo para ti, especialmente en el núcleo de tu hogar. Ahora que estamos más tiempo con nuestros familiares, es importante sacar espacio para sí mismo y alejarse de conversaciones que afectan nuestro ánimo (por ejemplo, hablar demasiado del COVID-19).
4. Desahogar nuestras emociones hablando con otra persona. También puedes escribir o dibujar las emociones como forma de desahogo. 
5. Mantener una buena alimentación y rutina de sueño nos hará sentir que cuidamos de nuestra salud.
6. Debemos mantener una rutina. Bañarnos, cambiarnos de ropa, tratar de no quedarnos el día entero en pijamas. Si te dejas llevar por el ocio, luego te aburrirás y esto provocará una mayor desesperación.
7. Realizar actividades con propósito, no solamente actividades de entretenimiento. Si queda un tiempo determinado de cuarentena, ponte metas como terminar de leer un libro, hacer adiestramientos online, hacer ejercicios, organizar tu clóset. Es bueno sentir que este tiempo te ayudó en tu crecimiento personal.
8. Piense en lo que está pensado. ¿Cuánto de los pensamientos negativos que afectan sus emociones tienen un componente real? Ejemplo: preocuparse por cuándo volveremos al trabajo (componente real) vs. preocuparse por no volver a trabajar en mucho tiempo o nunca (componente poco realista).
9. Búscale algo positivo a esta cuarentena. Ejemplo: tiempo para descansar, para terminar tareas que no acababa o para estar más tiempo en familia.
10. No abusemos de las redes sociales, desconectarse es importante para evitar la saturación de información. Leer demasiado sobre el coronavirus no ayuda a sentirnos mejor.
11. Podemos utilizar teces como la camomila u el olor a la lavanda que ayudan a relajarnos.
12. Realizar ejercicios de respiración o relajación guiada. Hay muchos ejercicios en YouTube.
13. Fortalecer nuestra fe, sacando tiempo para orar, leer, etc. Puedes copiar versículos bíblicos que te hagan sentir en paz, para así tenerlos a la mano cada vez que lo necesites.
Posted in

Related Posts